Mostrando entradas con la etiqueta Caprichos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Caprichos. Mostrar todas las entradas

Caprichos


El de la Rollona (Capricho 4)
La negligencia, la tolerancia y el mimo hacen a los niños antojadizos, obstinados, soberbios, golosos, periotosos e insufribles; llegan a grandes y son niños todavía. Tal el de la Rollona.

Se quebró el cantaro (Capricho 25)
Hay madres que rompen a sus hijos el culo a zapatazos si quiebran un cantaro, y no le castigaran por un verdadero delito.

Se repulen  (Capricho 51)
Los empleados que roban al estado, se ayudan y sostienen unos a otros. El Jefe de ellos levanta esguido su cuello y les hace sombra con sus alas monstruosas.

Nadie se conoce (Capricho 6)
El mundo es una máscara, el rostro, el traje y la voz todo es fingido; todos quieren aparentar lo que no son, todos se engañan y nadie se conoce.

Francisco de Goya

No es mi pintor favorito, pero era un genio y los Caprichos han sido fuente de inspiración para muchos artistas. Algunos critican los vicios de su tiempo y se han quedado desfasados ahora, otros no.