Mostrando entradas con la etiqueta fotos de kim anderson. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta fotos de kim anderson. Mostrar todas las entradas

Freedom!


Siempre se llega a alguna parte si se camina lo bastante. (Alicia en el país de las maravillas)


El silencio es el grito más fuerte. (La vida es bella)


Sólo tú puedes decidir qué hacer con el tiempo que se te ha dado. (El Señor de los Anillos: Las Dos Torres)



A veces encontramos nuestro destino en el camino que tomamos para evitarlo. (Kung Fu Panda)

I have a dream

Tengo un sueño,
un solo sueño,
seguir soñando.


Soñar con la libertad
soñar con la justicia
soñar con la igualdad
y ojalá ya no tuviera
necesidad de soñarlas.


Soñar a mis hijos
grandes sanos felices
volando con sus alas
sin olvidar nunca el nido.


Soñar con el amor
con amar y ser amado
dando todo sin medirlo
recibiendo todo sin pedirlo.


Soñar con la paz
en el mundo
en mi país
en mi mismo,
y quién sabe
cuál es más difícil
de alcanzar.


Soñar que mis cabellos
que ralean y se blanquean
no impiden que mi mente
y mi corazón
sigan jóvenes
y se animen
a la aventura,
sigan niños
y conserven la capacidad
de jugar.


Soñar
que tendré la fuerza,
la voluntad
y el coraje
para ayudar
a concretar mis sueños
en lugar de pedir por milagros
que no merecería.


Soñar
que cuando llegue al final
podré decir
que viví soñando
y que mi vida
fue un sueño soñado
en una larga
y plácida noche
de la eternidad.

All you need is love

¡Al fin terminó el 2010! ¡Bienvenido 2011! Y según las predicciones mayas, me queda un año de vida. Supuestamente, el mundo se está preparando para un gran cambio. Aparte del cambio climático, se espera un cambio en la conciencia del ser humano, para que éste logre integrarse a todo lo existente y se sincronice con la naturaleza, haciéndola propia, usándola, pero no abusándola. Creo que vamos en camino de todo lo contrario, ¿no?
Como sea, por suerte terminó el 2010. Fue el peor año de todos para mí. ¡Nunca tuve un año con tantos altibajos! Al 2010 lo empecé UP UP! A full con los cuadernillos de Diseño Industrial, los dibujos y las carpetas que tenía que presentar, las maquetas, etc, etc. Y no paré hasta junio, cuando de repente EXPLOTÉ! Me sentía sobrecargada, sumamente cansada y ya no tenía ganas de hacer nada de nada. La facultad no me estimulaba para nada. Los trabajos eran cansantes, las maquetas eran interminables, los cuadernillos una pavada (eran extremadamente cortos), los profesores (por lo menos los que me tocaron a mi) tenían menos ganas de enseñar que yo de aprender... y así todo. Yo estaba mal, y el mundo, para mi, también lo estaba. Estaba desganada. Aburrida. Agobiada. No sé como describirlo. Era una sensación de vacío tremendamente horrrible. El 18 de octubre del año pasado escribí en el blog un poco de como me sentía. Y leyéndolo ahora, me doy cuenta de lo mucho que he mejorado. Ya no me siento tan perdida como antes. Sé lo que espero de la vida, sé lo que quiero ser, sé como quiero vivir. Ya me siento optimista respecto a lo que vendrá. Ya me siento más segura, y con más fuerza y voluntad. Ya no me duelen las cosas que ayer me dolían. Las heridas de a poco se cierran. Ya no me siento sola. Tengo a mi lado a las personas que pueden realmente ayudarme a salir adelante. Creo que ya veo el sol entre las nubes. Siempre estuvo ahí, esperando.
¿En qué se puede creer cuando ya no queda nada? Estoy distanciada de mis amigas, de todas las que tenía en el secundario, sólo me queda una. Y aunque a veces nos peleamos, discutimos, y pasan días sin vernos, sabemos que contamos con la otra en todo momento. Me habré quedado con una, pero es la mejor de todas. ¿Qué pasó con las otras? Para que exista una amistad tiene que existir un pensamiento en común, intereses en común... y yo ya no los tenía con ellas. Ellas piensan en la joda, en salir a bailar, en juntarse a joder, y no está mal porque somos chicas todavía. Pero yo pienso en mi futuro. Planeo con mi novio el irnos a vivir juntos, el casarnos y tener hijos, el tener nuestra casa y nuestro auto, nuestros trabajos. Ya no me interesa la joda, por así decirlo. Es raro ver que alguien de mi edad (18) piense en estas cosas. Ahora nadie piensa en nada de esto. Pero es con lo que yo sueño, y por ende en lo que yo creo. Creo en el amor que tengo a mi lado. Confío. Si uno no sabe en que creer porque no ve luz en ningún lado, aseguro que el amor es lo mejor. Nos ilumina en todo sentido. Por lo menos lo fue y lo es para mí. Y lo seguirá siendo.
Espero que este 2011 recompense los malos momentos del año anterior. El primer mes lo pasé genial, a excepción de algunas cositas... pero ya estoy mejor. Pero estoy dispuesta a mejorar, y a ser más fuerte que nunca. Tengo ganas de encontrar un trabajo para hacerme un poco independiente de mis papás. Quiero empezar YA la facultad. Este año empiezo Diseño Gráfico y Publicitario en la Escuela Superior de Artes Aplicadas Lino E. Spilimbergo. Ya empecé a leer los cuadernillos hace rato, y el 15 de febrero ya empiezo a ir. Creo que esta carrera va a ser mejor que la anterior. Me siento más segura que antes. Y mucho más emocionada. No veo las horas de empezar.
Este 2011 promete mucho. ¿Será que cumplirá? Depende de mí. Depende de lo mucho que me mueva, de las ganas que le ponga. El sol ya salió, ahora me falta el arco iris.